Una tarde en Mar del Plata….con el sabor de Sajonia

marzo 20, 2009

Este post es mas bien simple porque no voy a escribir nada que muchos no sepan. Sin embargo hoy cuando llegué a mi casa luego del trabajo me encontré tan a gusto en mi balcón (porque aún hace calor!!) bebiendo una Radeberger, descansando y disfrutando unos minutos de merecido relax que quería compartirlo con quienes leen esto.

100_0682

La tarde estaba maravillosa y espero que el clima  siga manteniendose de esta manera mientras mi mujer y yo esperamos el nacimiento de nuestro hijo Mathias, quien seguramente vendrá la próxima semana. A propósito sobre este tema, próximamente voy a realizar una cerveza especial con motivo de la llegada del nuevo Kristiansen así que quienes quieran aportar alguna idea, sugerencia o receta será más que bien recibido.

La Radeberger es una Pilsner alemana elaborada en Radeberg, un suburbio de Dresden en el estado de Sajonia, o Sachsen en alemán.  La Radeberger fue la primera cervecería en elaborar el estilo Pilsner en toda Alemania y unos años después fue la bebida favorita del mismísimo rey Friedich August de Sajonia.
Algo muy importante para destacar es que luego que en 1946  la DDR tomó control del este del país y la cervecería pasó a manos del estado la mayor parte de la producción era destinada para exportar, hasta el punto de ser muy difícil de conseguir dentro de las fronteras del país. Si un ciudadano común quería obtenerla, su única alternativa era tener un “gancho” con algún miembro del partido. Por supuesto que esos días ya estan en el olvido y hoy es una de las pilsners más populares de toda Alemania.
Bueno, lo que bebi esta tarde estaba más que bien para una tarde calurosa de marzo y para lo sediento que me encontraba.

100_0680

Su apariencia es muy buena, digamos que entra mucho por la vista pero sin ser algo muy ” woooow”. Una espuma muy blanca y consistente. Se puede apreciar en el aroma un dejo a granos o pan, muy frescos típico de las lagers alemanas. Al beberla se siente refrescante sin agresividad del gas, suave sabor a malta dulce, agradable sabor a lúpulo y un final algo seco junto a un delicado y agradable dejo de amargor. Muy bien balanceada, me gustó mucho.
Lamento no haberla bebido antes ya que hacía tiempo la tenía en la heladera junto con otras que ni siquiera he probado en mi vida. Seguramente pronto les llegará la hora a esas también.

Ah, me olvidaba. Ayer realicé el trasvase de la IPA de la semana anterior y al probar la cerveza “verde” (así se dice en la jerga a la cerveza sin madurar, aún con restos de levadura) parece que promete. La densidad quedó bastante bien, lo que supongo que las levaduras Muntons cumplieron con su trabajo. En diez dias subo otra nota con la cerveza aún joven, pero lista para probarla y sacar conclusiones.

Anuncios